¿POR QUÉ NECESITAMOS LOS SANTUARIOS DE ANIMALES?

¿QUÉ ES UN SANTUARIO DE ANIMALES?

En primer lugar, ¿qué es exactamente un santuario de animales? Se trata de un lugar en el que residen permanentemente animales rescatados, normalmente los considerados “de granja” o “de producción”, tales como cerdos, ovejas, cabras, gallinas, etc.

¿QUÉ OBJETIVOS PERSIGUEN LOS SANTUARIOS DE ANIMALES?

A diferencia de los refugios, el objetivo de los santuarios no es buscar familias de adopción para estos animales (aunque en algunos casos sí), sino ser una residencia fija. Su objetivo es garantizar la calidad de vida de los animales y ofrecerles todo lo que necesitan en un entorno seguro y permanente para ellos.

Al buscar el bienestar de los animales, estas instituciones no suelen estar abiertas al público, ya que esto generaría un estrés para sus residentes. Tampoco buscan un beneficio económico más allá del necesario para garantizar tanto el bienestar animal como la seguridad de poder seguir existiendo. Ya que sin la existencia de los santuarios la mayoría de estos animales no tendrían muchas oportunidades de disfrutar de su vida de una forma natural.

Otro de los objetivos que tienen los santuarios es el de garantizar y reconocer legalmente los derechos de los animales a través de la educación, concienciación y denuncia social, con las herramientas de las que disponen. Quieren transmitir la idea de que los animales no deben ser usados en beneficio del ser humano. Una de sus misiones es intentar hacer entender que a los animales les debemos respeto y justicia, y que las vidas de todos y cada uno de los animales son igual de importantes, tanto humanas como no humanas. Y por tanto la única manera de conseguir todo esto es mediante el veganismo. El veganismo es esencial para poder vivir acorde con los ideales y los objetivos que tienen los santuarios de animales. Estos refugios son la materialización de los valores del movimiento vegano, movimiento que se basa en el respeto, la igualdad y la justicia animal.

¿QUÉ PROBLEMAS SUFREN LOS SANTUARIOS DE ANIMALES?

El principal problema contra el que tienen que luchar los santuarios de animales es su protección, financiación y garantía de permanencia. Legalmente un santuario de animales no existe como tal. No hay ninguna normativa legal que los acoja, por lo que, lamentablemente, deben registrarse como explotaciones ganaderas extensivas. La normativa de estas explotaciones se basa en un control sobre el animal que garantice su bienestar solo en la medida en la que este pueda ser consumido por el ser humano. Por lo que los santuarios de animales no pueden acceder a las subvenciones que el Estado da a las instituciones registradas en esta categoría porque no cumplen con los requisitos que se le exige. Y no cumplen estos requisitos porque los animales que residen en los santuarios no tienen porqué ser aptos para el consumo, ya que nunca van a ser consumidos.

ENTONCES, ¿CÓMO SE FINANCIAN LOS SANTUARIOS?

Puesto que no pueden acceder a las ayudas y subvenciones del Estado, y puesto que no están reconocidos legalmente como tal, los santuarios de animales viven de voluntarios, donaciones y ayudas de particulares. Y es por esto por lo que necesitan tanta ayuda. Están totalmente desprotegidos en este ámbito y su existencia es una lucha diaria por seguir manteniéndose. La labor que hacen es excepcional y necesaria, y lamentablemente, gran parte de la sociedad no está preparada para aceptar esto. La responsabilidad recae en esas personas que sí estamos concienciadas y sí sabemos lo mucho que hacen falta, tanto para su misión de rescate como para su misión de educación animalista.

¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTRAS PARA AYUDAR A LOS SANTUARIOS?

Para ayudar a los santuarios en su misión de rescate y colaboración directa, individualmente podemos hacer muchas cosas para ayudarles. Por ejemplo, ser voluntarias. El voluntariado activo es una muy buena forma de participación en las actividades diarias de mantenimiento. Otra forma es mediante las donaciones, periódicas o puntuales. Podemos donar dinero, materiales, comida, mantas, bebederos, etc. Cualquier cosa que necesiten. También podemos amadrinar animales. Amadrinar un animal consiste en proteger al animal, hacerse cargo de su bienestar y de parte del gasto que supone garantizar su felicidad y salud: gastos veterinarios, manutención y alimentación y otras necesidades básicas.

Y en cuanto al apoyo en su misión activista y educativa podemos estar en contacto con los santuarios en todas las redes sociales que tengan y los eventos que realicen. Podemos seguir y compartir su actividad, participar en los sorteos y eventos, compartir su comunicación, etc. En general apoyarlos en redes sociales y hacer que lo que hacen llegue a todo el mundo que sea posible, tanto para concienciar a la población como para hacer que las que hacen que el santuario posible se sientan apoyadas y queridas. Hay que transmitirles fuerza, que esta lucha es muy larga y aún queda mucho camino.

¿POR QUÉ NECESITAMOS LOS SANTUARIOS DE ANIMALES?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll hacia arriba